El especialista en comercio exterior , Miguel Ponce, afirmó “a Chile tenemos que cuidarlo”

A partirde las conversaciones que tuvieron lugar en la Cumbre del Mercosur, enBrasilia, en el segundo semestre habrá un fuerte acercamiento político delbloque con la Alianzadel Pacífico, y quien portó el estandarte de este nuevo escenario fue nada menosque la presidenta Dilma Rousseff.

Fuentes gubernamentales expresaron ayer a BAE Negocios “las reuniones técnicas,en un principio, serán tanto en bloque como también por paises. Por ejemplo, la Argentina tiene muybuenas chances de concretar acuerdos sectoriales con Perú, Colombia y México”.

Los cancilleres del Mercosur y la Alianza del Pacífico ya avanzaron en el diseño de políticascomunes en manufacturas, infraestructura, movilidad de personas, cooperaciónsanitaria y turismo. La presidenta Michelle Bachelet recibió el año pasado, enSantiago de Chile, a los cancilleres de la región.

Durante la cumbre desarrollada en la capital chilena, los representantesdiplomáticos discutieron sobre energía, ciencia, tecnología, cadenas de valor einternacionalización de pequeñas y medianas empresas para mejorar lacompetitividad.

Fuentes diplomáticas aseguraron a BAE Negocios que, en el marco del seminario“Diálogo sobre integración regional: Alianza del Pacífico y Mercosur”, hubo unaagenda firme “en sectores como alimentos, bodegas, automotriz e indumentaria”.Las automotrices tienen como objetivo aumentar su participación en mercadoscomo Colombia, México, Ecuador y Venezuela, aseguraron desde las terminales.

La Alianza del Pacífico está integrada por Chile, México, Colombia y Perú.Bachelet destacó la necesidad de “encontrar la convergencia entre dosmecanismos de integración distintos, pero con metas similares”.

El especialista en comercio exterior y gerente de la Cámara Importadores,Miguel Ponce, afirmó puntualmente que “a Chile tenemos que cuidarlo”. De todoslos países de ambos bloques, la Argentina tiene el mejor saldo de balanza comercial con elpaís trasandino, con 1.000 millones de dólares anuales.

Bachelet fue por demás gráfica: “Para proyectarnos al Pacífico, tenemos queproyectarnos todos, no tiene sentido que sean sólo los de la Alianza del Pacífico”. ElMercosur buscará reimpulsar su comercio interno revisando en los próximos meseslas trabas que lo entorpecen, con un ojo puesto en ampliar su insercióninternacional, un desafío mayor para un bloque heterogéneo.

La cumbre presidencial del Mercosur, realizada en Brasilia, terminó en la tardedel viernes con varios llamados a la flexibilización de las reglas y a unamayor apertura por parte de los presidentes de Brasil, Uruguay y Paraguay, queabogaron explícitamente por buscar vías para intensificar el comercio.

El Mercosur sigue aún encorsetado por normas paraarancelarias, como laobligación de presentar declaraciones juradas para importar o exportar, o laslicencias no automáticas, que en la práctica sirven para administrar elcomercio y han afectado su dinámica interna de intercambio.

En su breve intervención, el mandatario del Paraguay, Horacio Cartes, anuncióuna presidencia “pragmática” que perseguirá un Mercosur “sin trabas alcomercio”, una idea que no fue idénticamente acompañada por Argentina yVenezuela.

“Seguiremos empeñados en consolidar la unión aduanera. Los efectos de la crisisgeneran desafíos para las economías de la región, por eso es importante que lasreglas se mantengan flexibles”, expresó.

Fuente: Bae Negocios