Solamente mostraba sendas, caminos. Por Raúl Ivancovich

 

La memoria, el recuerdo que tantas veces nos traiciona o nos perturba, se manifiesta ahora, al contrario, clara, nítida, rigurosa en el momento de evocar a Carlos Fayt.

Exactamente medio siglo atrás jóvenes inquietos, provenientes de distintos ámbitos, especialmente universitarios, nos amontonábamos en aquel amplio espacio de la Facultad de Derecho de  la UBA para escuchar las clases teóricas de aquel hombre que, con su  elevada y brillante retórica, no dictaba nada, solamente mostraba sendas, caminos, para ser recorridos –o no- por quienes escuchábamos.

“Derecho Político”  era el rótulo académico,  burocrático, para aquella convocatoria ampliada que superaba a los propios alumnos de la carrera y la materia. Estudiantes de Filosofía, Sociología, de la “Línea Recta” de Ingeniería y otros. Todos en silencio, escuchando. Parado en el centro del aula Fayt daba cátedra,  iluminaba, y todo era un estímulo para el conocimiento y la acción.

Pero aquellas clases teóricas inolvidables  tuvieron una derivación en cierto modo sorpresiva que hoy queremos precisar como un capítulo más en la fructífera existencia del maestro Fayt.

Bajo la dirección de la cátedra y la colaboración de profesores, jefe de trabajos prácticos, ayudantes y alumnos, se inicia una extensa y prolongada línea de investigación que quedará plasmada en un libro de 400 páginas con el título de “La naturaleza del peronismo”.

Con método y rigor casi científico, Fayt propone inicialmente tres hipótesis de interpretación del periodo 1943-46, fundamentando cada una de ellas, y que en síntesis son:

  1. a) El peronismo es simplemente Perón. Su voluntad de poder y su sentido casi físico de la realidad lo llevó a estructurar,desde sus puestos de Ministro de Guerra, Secretario de Trabajo y Previsión y Vicepresidente del gobierno revolucionario del 4 de junio de 1943, un movimiento de base nacional y popular que le reconoció carácter de líder y conductor indiscutido.
  2. b) El peronismo es la versión argentina del fascismo italiano. Confluencia de diversas formas de nacionalismo, la adaptación nacional de la doctrina del máximo teórico del fascismo y sus variantes: Benito Mussolini.
  3. c) El peronismo es la respuesta política a las condiciones sociales y económicas imperantes en la Argentina en 1943.

Sobre estas tres hipótesis se publican, en la segunda parte del libro, las opiniones  de numerosos pensadores, intelectuales y políticos de todas las tendencias registradas en el país. El tomo se publicó en 1967.

Exceden a este espacio otras consideraciones pero, no obstante, debe señalarse la copiosa información sobre la logia militar conocida como G.O.U. (Grupo Obra de Unificación) mal traducida por algunos como “Grupo de Oficiales Unidos” , pero que sin duda alguna constituye el lanzamiento del golpe del 4 de junio de 1943, con la expresa mención de su carácter y finalidad. El libro lleva como apéndice valioso las que fueron actas secretas del G.O.U. y sus integrantes.

Medio siglo después de aquel esfuerzo intelectual, sus tres hipótesis, junto con otras, presiden hoy el mismo inconcluso debate.

 

El Lic. Raúl Ivancovich es periodista y sociólogo.