En el informe presentado por el Jefe de Gabinete de Ministros, Lic. Santiago Cafiero entre su exposición ante el Honorable Cámara de Diputados de la Nación, comunicó que ANSES tiene un stock de trámites de Sentencias Judiciales que llegan a casi 270.000 Expedientes, y a sabiendas de acuerdo a lo publicado por el Organismo, se liquidan mensualmente 4.000 sentencias por mes.

Como lo venimos diciendo desde el Observatorio Federal de la Seguridad Social, de la Fundación Ricardo Rojas, de la cual soy miento, no hubo decisiones políticas en terminar con el litigio previsional.

En la gestión anterior, improvisaron con la Reparación Histórica, pagando un 30% menos de lo que le correspondía a cada beneficiario, que esa población aceptó casi unas 740.000, todavía debiendo retroactivos y reajustes acordes, con nuevos reclamos judiciales por estas irregularidades y atrasos, llámense errónea liquidación como pago de retroactivos. Estos beneficiarios que accedieron fueron o muy mayores, o porque no supieron que podían acceder a un reclamo, ya que eran jubilaciones mínimas que fueron absorbidos por el achatamiento piramidal.

Hubo en otras épocas, gestión Menem se había creado un Bono, en fin, por eso digo que esto es histórico.

Ahora bien, si hay decisión política de terminar con esta gran deuda con los Jubilados y Pensionados y que se termine con la litigiosidad, es fácil.

1ro. Que Anses cumpla en” no apelar sentencias”, que ya hay antecedentes en las épocas anteriores, ejemplo Massa, cuando fue Director Ejecutivo de Anses. o en épocas de Macri, con un Decreto de Necesidad y Urgencia, hoy todo incumplido.

2do. Cada reclamo administrativo por reajuste de haberes debería, liquidarlos el Organismo, en el seno administrativo sin patear para adelante, claro es más cómodo, pero trae aparejado una erogación de dinero insostenible, donde aporta a la desfinanciación del Sistema.

3ro. Reveer y recomponer el “CALCULO DEL HABER INICIAL”, es fundamental.

Si los Gobernantes o Legisladores, no tienen en su agenda esta decisión política, quienes son los perjudicados? por supuesto los JUBILADOS Y PENSIONADOS, que hoy no solamente hay casi un 70% de beneficios mínimos, sino que los otros beneficios han perdido poder adquisitivo, impresionante a lo largo del tiempo, y esa Sentencia cuando la cobran, si la llegan a cobrar, no resarce su pérdida monetaria, que tanto costó a todos los trabajadores con sus aportes.

Debo decir que esto es producto de mala gestión, y de falta total de conocimiento del Sistema de Seguridad Social.

Ines Halm

 

Fundación Ricardo Rojas.

Nota publicada en Gala Noticias